El Recibidor

Nuestra llegada a casa debe resultar siempre agradable, un preámbulo de nuestro remanso de paz. En Deco&Home te enseñaremos a diseñar un recibidor que será le envidia de tus amigos e invitados.



Al pasar el umbral de nuestra puerta, debemos sentir esa invitación a entrar.


Por pequeña o grande que sea la estancia que nos recibe, debe ser práctica, funcional y a su vez debe ser la carta de presentación de nuestro hogar: no olvidemos que también es la primera impresión que se llevan nuestros invitados.



Decorar con éxito este espacio -muchas veces reducido- es posible, se trata de encontrar el equilibrio entre lo estético y lo práctico.


Y sí, no siempre disponemos de muchos metros cuadrados en esta zona, pero siempre la máxima debe ser sacarle el mayor partido a ésta y cualquier otra estancia.


La pintura y los papeles pintados juegan un papel fundamental en el recibidor...

también se pueden añadir molduras... y todo aquello que refleje tu personalidad y gusto.



Si eliges un color claro, hará que el recibidor parezca más amplio y siempre los tonos no muy oscuros en cualquier color son una buena opción.


Los muebles de diseño depurado son ideales para decoraciones vanguardistas y la ligereza de sus líneas ideales para espacios pequeños.


Si optas por un mueble oscuro, procura que sea de líneas rectas y sencillas.


En la decoración se pueden combinar perfectamente el mimbre, la cuerda y la madera.



Piezas básicas:


1.- Espejos

Los espejos amplían visualmente el espacio y rebotan la luz natural.

Evita enfrentarlo a la puerta, si quieres seguir la filosofía Feng Shui ya que la energía positiva en vez de entrar a la casa saldrá hacia el exterior, elige una pared lateral.


Un espejo redondo da un toque cálido, uno grande dará amplitud, un marco envejecido dará un efecto elegante.



2.- Mueble principal


a) Una consola

Una consola cumple una importante función y hay que saber elegir, en un recibidor pequeño lo más adecuado es colocar una consola de poco fondo, 40 cm es lo recomendable, incluso las hay de 20 cm, y si es posible de patas ligeras, no estorbará al paso y nos permitirá tener un lugar donde colocar las llaves y otros objetos. Si tiene uno o dos cajoncitos se podrán guardar cosas para que no queden a la vista.



Materiales: madera de olmo, haya decapada, roble, metal, cristal, hierro y mármol... hay muchísimas opciones que se adecuarán a tu gusto y presupuesto.

b) Una cómoda

Si dispones de espacio, una bonita cómoda te permitirá almacenar cosas sin perder su misión decorativa.



3.- Un perchero

Es el elemento más útil, tanto en verano como en invierno. Encuentra el sitio perfecto para dejar un sombrero, una chaqueta, un bolso. Y, por supuesto, los abrigos de tus invitados.

Hay percheros de pie con paragüero que son muy prácticos.

Si deseas aprovechar el espacio al máximo, lo recomendable es un bonito perchero de pared, incluso puede ofrecer mayor