Terrazas

Actualizado: 25 de jun de 2019


Terrazas, balcones y patios, espacios protagonistas del verano.


Encanto y calidez, sensación de atemporalidad, modernidad o tradición, vamos a sacarle partido a nuestros espacios exteriores.



Comer a cobijo de una buena sombra, encontrar un sitio para relajarse, compartir una agradable tertulia, son algunas de las actividades que se pueden realizar en estos espacios, aprovéchalos, dales alegría y decóralos con tu toque personal.



Suelos


Los suelos de exterior deben ser resistentes y durables, ello no está reñido con la estética.

Las baldosas de cerámica son resistentes y la variedad muy amplia, un gres puede reproducir, por ejemplo, el aspecto del barro cocido clásico, es fácil de limpiar y no requiere apenas de mantenimiento.



Se pueden encontrar varios tipos de maderas, una madera tratada dará calidez al ambiente, una tarima tropical es muy resistente a las inclemencias del tiempo, las más aconsejables son: el Ipé, de color marrón oscuro, el eleondo y la grapia, más claras y la teca, de muy buena calidad.



Puedes elegir un pavimento de exterior sintético que imita a la madera. Otra opción es el césped artificial ( elegir de calidad alta con pelo de 3 cm o más ).



Vallas y celosías


Respecto a los muros podrían cubrirse parcialmente por vegetación, una pared vegetal puede ser un elemento decorativo protagonista de una terraza. Se pueden colocar también plantas y flores de distintas especies.




Las celosías y vallas dan intimidad, que no sean demasiado altas, que cuando nos pongamos de pie no limiten la entrada de luz. Las hay económicas como las de brezo y caña o, con lamas de madera natural que da una calidez única.


Las enredaderas son muy importantes pues decoran y dan firmeza a una celosía. También se puede rodear el perímetro con bambú.


Se pueden añadir macetas con plantas naturales y artificiales, será más fácil cuidarlas.

Las plantas grandes como las de ave del paraíso, son la clave, sobre todo, para un pequeño balcón.


Combina flores con plantas, haz grupos de tres o más macetas con plantas de distinta altura.



Dar sombra


Cubrir una zona con un cañizo y colocar un toldo de ondas en otra, dan sombra sin quitar luz.



Iluminar


Aporta magia a la noche, la iluminación es uno de los elementos más importantes, combina los tres tipos de luz: de estancia, perimetral y ambiental. Elegir luces LED, son las más eficientes y duraderas.



Amueblar el espacio


Para la zona de estar, elegir muebles proporcionados al espacio, muebles resistentes a la intemperie, pero atractivos a la vista.


El ratán, la rafia y el bambú aportan un look natural pero los más prácticos son los de nuevas fibras sintéticas ya que son más duraderas, son tan suaves como las naturales y llevan trenzados artesanales.